Skip directly to content

Logoterapia: un Anuncio de Esperanza

Ya no es noticia hablar de lo mal que esta el mundo, la noticia es hablar de lo bien que podemos estar.

Uno de los mayores `problemas del ser humano del siglo XXI es encontrarse carente de significado. La Logoterapia es la llamada Tercera Escuela Vienesa, es la terapia del sentido y su tarea es responder a la dignidad humana, toma enserio la búsqueda y la nostalgia del ser humano que busca incansablemente hacia dónde va y hacia dónde puede dirigir su motivación que le lleve a reencontrar sus esperanzas.

La Logoterapia pretende mostrar un horizonte de sentidos y valores que puedan ser capaces de conducir al hombre contemporáneo a través de los escombros o el fango que lo detiene. El mexicano que hoy día sufre de frustración, de inseguridad y de enojo por las calamidades y agresiones con las que se enfrenta, demanda con urgencia nuevos sentidos que respondan a los cuestionamientos existenciales que hoy día más le preocupan.

Viktor E. Frankl asegura que para vivir, el hombre necesita algo que merezca la pena ser vivido, y ese significado tiene el valor de la supervivencia en el mundo. Él como sobreviviente de cuatro campos de concentración en donde perdió a su familia, padres, esposa e hijo no nacido, nos da su testimonio : “Dios sabe que no me encontraba en el mejor estado de ánimo para dar explicaciones psicológicas ni para tener una sesión psicoterapéutica, ni tampoco para cura médica espiritual. Tenía frío y hambre, me sentía débil y nervioso, pero debía esforzarse y aprovechar aquella excepcional oportunidad.... Hablé del pasado, de las alegrías y de las luces que aún emanaban de él y la oscuridad de nuestros días. Cité al poeta que dice que lo que has vivido ningún poder del mundo puede quitártelo. Lo que hayamos realizado en la plenitud de nuestra vida pasada, con toda la riqueza de la experiencia, nadie puede quitártelo. Pero, no sólo lo que hayamos vivido sino también lo que hayamos hecho, pasado y sufrido.... Todo lo hemos salvado haciéndolo real de una vez y para siempre. Y precisamente por ser pasado, se encuentra a salvo para la eternidad. Porque ser pasado es una manera de ser, quizás la más segura. Les dije que hay muchas posibilidades de dar significado a la vida; en el trabajo, en el amor, en el dolor. Hasta en el sacrificio la vida adquiere un significado y valor incalculables... Con gran esfuerzo traté de infundir en mis compañeros un hilo de esperanza y fe en una vida significativa. Pronto supe que mi esfuerzo había logrado el fin deseado: casi al mismo tiempo se encendió la luz y vi las míseras figuras de mis compañeros que se me acercaban tropezando con los ojos llenos de lágrimas, para darme las gracias....”

El credo logoterapéutico habla de que los seres humanos tenemos la capacidad única de escoger, incluso en situaciones de estrés máximo, de dar sentido en lo que Frankl ha definido como la triada trágica: la culpa, el sufrimiento y la muerte. El autor sugiere enfrentar ésta tríada con el triple desafío: la culpa, transformarla en cambio, en reparación, el sufrimiento en servicio y la muerte en acicate para una vida más plena y como acicate para la acción responsable.
El sentido está siempre cambiando, pero jamás falta . En caso de no verlo, habrá que dotar a la vida de sentido aún en las situaciones mas difíciles donde lo que importa es dar testimonio de la mejor y exclusiva potencialidad humana: la de transformar la tragedia, la enfermedad y el fracaso en un triunfo personal, en un logro humano. Mas aún, según Frankl: “La vida cobra más sentido cuanto más difícil se hace”.

Tan solo existe un problema auténticamente serio y es el de juzgar si la vida vale o no la pena de ser vivida.
En palabras de Roberto Mussi, “La Logoterapia ayuda a humanizar y personalizar al hombre; lo ayuda a lograr su plenitud a partir de una adecuada concepción de hombre como persona en comunidad de personas.
Desde el punto de vista práctico esta psicoterapia siempre cumple como una característica de su esencia el rol de despertador de conciencias porque el hombre corre el riesgo de transitar por la vida sin nunca llegar a saber quién es, para qué existe y cuál es su misión existencial. Todo lo que la logoterapia exige es una manera auténtica de vivir.
La logoterapia despierta a la persona en su rol de protagonista de su propia historia , de su felicidad, de sus logros y en su rol de constructor de su persona dado que el hombre es un ser llamado a elegir un proyecto de vida en conformidad con su propio ser, por lo tanto “artífice de su destino”. Proyecto de vida no son las ocurrencias antojadizas con las que llenamos el tiempo de la vida, sino la orientación organizada de los esfuerzos para dar vida a la vida.
La logoterapia es obvia por que es sentido de vida, libertad responsable, práctica de valores, autotrascendencia, sobre todo espíritu de renuncia, de sacrificio, son entre otros conceptos los que tienen que ver con el hacerse cada día más humano.
El hombre solo llega a ser tal en la medida en que descubre el sentido de la vida
el por qué y el para qué existir.
La propuesta logoterapéutica es desarrollar la actitud de búsqueda de los para qué de las situaciones tanto del fracaso como del éxito, invita al hombre a ser capaz de hacerse preguntas filosóficas tales como:¿ Qué espera de mi la vida ? ¿ Siendo finito no es mi responsabilidad que la vida no me pase sino que esté en cada situación ( con distintos grados de conciencia y responsabilidad ) pero que al fin y al cabo la viva ? Cómo dice Frankl: “no basta con preguntarse por el sentido de la vida sino que hay que responder a él respondiendo ante la vida misma”.
La Logoterapia contribuye a esclarecer el por qué del sufrir y del morir y ayuda a tener motivos parta trabajar, luchar y amar de visualizar el futuro no como una utopía o como algo que hay que saltar velozmente; sino como una posibilidad esperanzadora, la de asumir el compromiso de la búsqueda de la misión en la vida.

Los logoterapeutas hoy creemos que siempre podremos encontrar sentido a la vida porque tenemos una voluntad de sentido y una libertad de ésa voluntad para cambiar a través de los valores de actitud, lo que es irremediable, eso que el destino nos arroja y que el ser humano es capaz de transformar dentro de sí.
Sabemos que descubrir el significado de la vida no es un obsequio sino un logro. El hombre desconoce sus posibilidades hasta que la vida le fuerza a probarlas. Nuestra existencia presente no está determinada por nuestro pasado sino también por lo que deseamos ser en el futuro. El ser humano se trasciende a sí mismo mediante la virtud del amor y podemos alejarnos de la constante preocupación por nosotros mismos mediante la risa y el humor.
La Logoterapia impide que nuestro corazón adquiera la costra de la indiferencia ante el llanto de tantas personas por una existencia significativa en el mundo. La Logoterapia nos enseña a comportarnos de modo que podamos sobrellevar el dolor, la tristeza, las frustraciones, el desagrado e incluso la muerte. Por lo tanto es una teoría que nos previene de la enfermedad mental, aplicada tanto a sanos como a los afligidos, a los ricos como a los pobres, a los profesionales de la salud mental y a las “personas de la calle”.

A ti, lector te espera una vida plena de sentidos ¿quieres continuar con ésa búsqueda inagotable de alternativas? Encontrar nuevos sentidos a situaciones antiguas es tu reto, tu derecho inalienable, puedes hacerlo, si te decides.